Envío gratis a todo México a partir de $500, además de meses sin intereses con PAYPAL

Colágeno para la cara

Detrás de una piel firme y unos rasgos definidos, siempre hay colágeno de buena calidad. El colágeno estructura la dermis y sostiene la piel, está organizado en fibras y forma un tejido denso y sólido.


Colágeno y firmeza


La dermis está formada por fibras de colágeno que forman su estructura y aseguran su resistencia y fibras de elastina que refuerzan su tono. Las fibras de colágeno influyen en la firmeza y el tono del rostro. Con el tiempo, se endurecen y pierden su flexibilidad, lo que contribuye a la flacidez de la piel.


Algunas de las propiedades del colágeno son:


  1. Contribuir a que la piel se mantenga hidratada y protegida frente a agentes externos como son el sol, la contaminación y el frío.
  2. Disminuye las arrugas, líneas de expresión y estrías, además de retardar el envejecimiento.
  3. Reduce las marcas de acné ya que tiene propiedades cicatrizantes y ayuda a sanar heridas.
  4. Combate la flacidez facial y la celulitis.

Síntomas de una deficiencia de colágeno.


Podemos inferir que ha disminuido la producción de colágeno si aparecen signos en la superficie de la piel como: aspereza, sequedad, arrugas, flacidez facial y densidad dérmica.


Para prevenir la pérdida de colágeno se recomienda:


  1. Disminuir la exposición al sol ya que la radiación ultravioleta afecta al colágeno, por eso se recomienda evitarla y usar fotoprotección.
  2. Modificar la dieta. Así es, lo que comemos influye en gran medida a nuestra piel, es importante añadir alimentos ricos en colágeno como carnes (pollo, pavo, cerdo) pescados como el atún y el salmón, así como lácteos, frutos secos y gelatinas. Se recomienda además suplementar vitamina C y E.
  3. No tomar ni fumar. Tanto el alcohol como el tabaco degradan el colágeno y aceleran el envejecimiento por lo que es mejor evitarlos.
  4. Usar productos dermatológicos específicos. Algunos de estos están formulados específicamente para estimular el colágeno, pregunta a tu médico cual es la mejor opción para ti.

Recuerda que la degradación del colágeno es natural con la edad pero que con algunos cuidados cómo nutrir la piel del cuerpo puedes retrasarla.