Envío gratis a todo México a partir de $500, además de meses sin intereses con PAYPAL

Cómo cuidar mi rostro diariamente

 

Nuestra cara es muy importante porque es la primera impresión que las personas tienen de nosotros, por lo que cuidar la piel de esa zona es básico. Puedes pensar que cuidar la piel del rostro es carísimo, pero lo cierto es que puede ser más fácil de lo que crees, solo hay que seguir una sencilla rutina de cuidado diario que te daremos a detalle en este artículo.

Cuida tu piel cada día.

La constancia es la clave para ver resultados de cualquier tratamiento, si nunca cuidas la piel de tu rostro, de poco te servirá ponerle crema el día que la sientas reseca.

1.Conoce tu tipo de piel.

Es conveniente que acudas con un profesional de la dermatología para que te indique que tipo de piel tienes y los productos que puedes usar para un propósito específico. Los dermatólogos pueden orientarte acerca de cualquier producto.

2.Limpieza.

Por la noche desprendemos toxinas y durante el día estamos expuestos al sol, al polvo y a otros contaminantes ambientales, por eso es importante lavar la cara dos veces al día para evitar que los poros se tapen.

3.Elige la crema adecuada.

El día que consultes al dermatólogo para saber tu tipo de piel, pregúntale cual es la crema hidratante más adecuada para ti. 

4.Humectación por etapas.

Como ya hemos dicho, la piel se comporta de diferente manera tanto en la mañana como en la noche, por lo que es recomendable contar con una crema hidratante de día y otra de noche.

5.Desmaquíllate siempre.

Nunca te vayas a dormir con el maquillaje puesto, tu piel necesita limpieza e hidratación para tener buen aspecto. Usa algo suave, como agua micelar, para retirar el maquillaje, evita limpiadores abrasivos o demasiado agresivos.

6.Exfolia tu piel.

Este paso es importante para retirar células muertas de la piel del rostro. Aunque cada piel necesita diferentes frecuencias de exfoliación, trata de hacerlo mínimo dos veces por semana.

7.Protégete del sol.

Utiliza siempre protector solar. Este debe ser el último paso de tu rutina de belleza pero es muy importante porque el sol envejece y mancha la piel, además de que existe el riesgo de desarrollar cáncer de piel, por lo que es esencial usar un protector con factor de protección arriba de 50fps.

Sigue estos pasos y tu rostro se verá impecable siempre. Conoce más sobre Cuidado de la piel aquí.