Envío gratis a todo México a partir de $500, además de meses sin intereses con PAYPAL

Lavarte la cara

Seguro has oído de los múltiples beneficios de la miel de abeja, en especial para el cuidado de la piel. 


La miel de abeja es un ingrediente ancestral conocido por sus propiedades antibacteriales, antivirales y antifúngicas. Tanto así que la miel no caduca jamás. 


Sin embargo las abejas están en peligro de extinción y con ellas la miel que producen, por lo que es importante tomar acciones de conservación, no solo para no perder la miel, sino para proteger todos los cultivos que resultan de la polinización de las abejas.


Pero en el artículo de hoy hablaremos de un uso poco conocido de la miel que es la limpieza del rostro.


La miel reduce la inflamación, previene la aparición de granitos, cicatriza heridas, cortes y quemaduras, además forma una barrera que evita la pérdida de la hidratación.


La miel limpia suavemente la suciedad e impurezas de la superficie de la piel, pero no daña las grasas naturales de la flora cutánea. Además es excelente para todo tipo de pieles, en especial aquellas que son muy sensibles, tienen eccema, rosácea o psoriasis.


Tiene una ventaja doble ya que a la piel grasa la equilibra pero a la piel seca la hidrata.


Una consideración importante es que la miel no es recomendable en la noche pero sí es muy buena para la rutina de la mañana, solo toma media cucharadita de miel y caliéntala entre los dedos, luego aplícala sobre la cara y lávate con agua tibia.


Hay mejores resultados si dejas actuar la miel durante diez minutos a modo de mascarilla.


¿Qué tipo de miel debes de utilizar?


Naturalmente no debes usar miel de abeja del supermercado, esta está pasteurizada y filtrada por lo que no tiene las mismas propiedades. Es importante adquirir miel cruda, ya que esta es rica en enzimas y prebióticos que son beneficiosos y que no existen en la miel comercial que se considera un producto “muerto”.


Para conservar la miel que vas a utilizar almacénala a no más de 35 grados centígrados que es la temperatura de las colmenas.


Así que ya lo sabes, la miel de abeja cruda y pura es una de las medicinas naturales más potentes que existen y siempre debes de contar con ella en tu hogar. Conoce más sobre Cuidado de la piel aquí.